Padres alerta antes las nuevas tecnologías

El ciberbullying es una nueva forma de acoso que se genera en las nuevas tecnologías de la comunicación para molestar a sus víctimas.

El ciberbullying es un fenómeno silencioso, produce graves consecuencias en las víctimas y las personas que le rodean, es complicado para los padres detectar que se están produciendo estas situaciones, pero no por eso es menos dañino que el bullying tradicional.

El Internet y las redes sociales se han integrado en nuestro día a día, debido a la cantidad de información y recursos que ofrece. Los adultos lo usan a diario, pero los niños y adolescentes lo usan de manera excesiva.

Existe una serie de indicadores que ayudan a identificar si su hijo está pasando por ciberbullying o él es quien lo está causando. Estos indicadores de riesgo son:

En quien lo ocasiona:

  1. Estar muchas horas conectado a internet con el ordenador o con cualquier otro dispositivo, incluyendo los móviles.
  2. Tener nula o escasa supervisión parental sobre lo que se consulta en internet.
  3. No suele hablar de lo que hace o consulta en internet.
  4. Está dado de alta en al menos una red social (Twitter, Facebook)
  5. Se molesta cuando se le interrumpe en su uso del ordenador.
  6. Tiene el ordenador en su propia habitación en vez de en una zona común.
  7. No quiere participar de actividades en las que no haya un acceso a internet, y le cambia el humor cuando se encuentra en estas situaciones.
  8. Usa el móvil u otros dispositivos en la escuela.

En quien lo padece:

  1. Tendencia al aislamiento, introversión, baja autoestima e inseguridad.
  2. No querer hablar de estos temas: acoso escolar y ciberbullying.
  3. Cambios de humor repentinos y sin causa aparente, actitudes poco asertivas o pasivas.

Características del Ciberbullying

Anonimato: en muchas ocasiones el ciberbullying facilita el anonimato del acosador o acosadores. El acosador no solo tiene facilidad para esconderse, también tiene facilidad para engañar a la víctima acerca de quién le está acosando. Aunque no debemos engañarnos, en la mayoría de los casos de ciberbullying, el acosador es alguien cercano a la víctima.

Repetición: las nuevas tecnologías facilitan al agresor que puede acosar a su víctima en repetidas ocasiones, incluso aunque el contenido del acoso en sí sea único, puede convertirlo en reiterativo utilizando distintos medios como el móvil, el correo electrónico, las redes sociales, etc.

Las personas que intervienen en un proceso de ciberbullying pueden desempeñar distintos roles:

Agresor: quien realiza el acoso.

Víctima: quien sufre el acoso.

Reforzador: el que estimula la agresión favoreciéndola.

Ayudante: ayuda al agresor materialmente a cometer el acoso.

Defensor: intenta ayudar a la víctima a librarse del acoso.

Tipos de ciberbullying:

Exclusión: se pretende marginar a la víctima de determinados entornos como pueden ser chats, redes sociales, etc.

Hostigamiento: humillación hacia a la víctima, a través del envío de vídeos o imágenes que le dañen, comentarios, etc.

Manipulación: se distorsiona la información relativa a la víctima y se difunde para dañar a la víctima.

Medios utilizados:

Los más utilizados son los ordenadores, móviles, consolas utilizando canales como internet, mensajería, redes sociales, aplicaciones para móvil, etc.

Manténgase al pendiente de su hijo para mantenerlo seguro y protegido.

Visita nuestro sitio: www.tecnopro.mx

Consiga una Evaluación de Riesgo

Escribe un comentario